jueves, 1 de junio de 2017


Una vez más retomo las publicaciones en mi blog...

Hace rato que el bichito de "bloguear" comezó a picarme de nuevo. Pero la idea de mostrar mis trabajos en papel y con las acuarelas ya no me convencía. Sentía la necesidad de un cambio...


Además mi vida era otra... mi vida es otra.

Y no es que no sea feliz, sin embargo, el estilo de vida que venía llevando ya no me convencía... ya no me convenía. Me sentía arrastrada por la tonta vorágine de una ciudad que cada vez entraba más en la locura.
Busqué refugio en mis libros... pero la Literatura (mi fiel aliada de toda la vida), no me daba las respuestas que estaba buscando. Caí entonces en la Filosofía; pero su red de pensamientos contradictorios sólo hacía plantearme más y más dudas. Entonces me senté en una plaza, respiré hondo, decidí qué cosas quedaban atrás y cuáles me iban a servir para seguir adelante y me dejé llevar por mi alocada imaginación que se la pasa elucubrando planes todo el tiempo.
Esto que comienza ahora es el resultado de noches de insomnio, rompederos de cabeza, sueños y frustraciones... pero, sobre todo, de ganas. Ganas de hacer algo nuevo, ganas de vivir algo nuevo.
Como dije, mi vida no es la bomba pero tampoco es un mar de lágrimas.
sin embargo no me sentía cómoda con lo que era.


Y si no logro encontrarlo... ¿Por qué no lo creo con mis propias manos...?

Ahí está el secreto: rodearme de cosas bellas, hacer cosas bellas... guardarlas como recuerdos y mostrárselas a Uds. por si quieren tomar la misma iniciativa. 

¿Por qué no?

   



No hay comentarios:

Publicar un comentario