miércoles, 7 de junio de 2017


Aunque todavía estemos en otoño...
Y es que en estos últimos días, el frío se ha hecho sentir en la ciudad. Los días se ven grises, las estufas se encienden y las "ceremonias de interior" (como nombraba Julio Cortázar a las actividades dentro de casa), se hacen más evidentes.
Y es por eso que se despertó en mí la pasión por el tejido... y es que aunque de chica vi a mi mamá y a mi abuela crear  verdaderas maravillas a partir de enormes madejas


Como verán, con algo tan sencillo pero bonito se pueden decorar cualquier rincón de la casa.

 Yo,por mi parte, recién ahora estoy dando mis primeros y muy tímidos pasos...


 


Aquí un pequeño proyecto... a ver cómo queda...





lunes, 5 de junio de 2017


Esa es la cuestión...
No es una tarea difícil pero, como todo lo bueno, lleva su tiempo lograrlo y mucho trabajo.
Eso sí, seamos sinceros, en los tiempos que corren muy poca gente puede darse el gusto de entrar en una tienda de esas que nos lastiman los ojos de tanta belleza y comprar a destajo. Si nuestro presupuesto no es "importante" ¿Por qué debemos contentarnos con lo mínimo?
¿Entonces????
Nosotros llevamos una vida sencilla en un departamento pequeño (tan pequeño que ya no queda casi espacio para nosotros tres), de una ciudad del Gran BsAs.
Dentro de mis posibilidades, intento que cada rincón sea bonito, pero sobre todo, especial


La idea de este blog es sencillamente hacer que nuestra vida sea distinta sin la necesidad de grandes gastos, sino, de grandes cambios... ¿No es la mejor idea del mundo???
Sí, sé que exageré un poco... pero sí es una buena idea ¿no?




En definitiva, ese es el secreto...


o crearlas...




viernes, 2 de junio de 2017


¿A qué se debe el cambio? ¿Por qué esta nueva etapa???
Desde chica (Ufff, hace tanto tiempo ya...) me vuelven loca las manualidades. Tuve la suerte de tener una familia que me enseñara no sólo lo bonito que queda un trabajo hecho en casa, sino también lo gratificante que es ir descubriendo poco a poco el resultado.
Sin dejar de lado mis estudios, sin abandonar nunca mi pasión los libros y la Literatura...


... con los años fui aprendiendo a coser, bordar, pintar, hacer manualidades con papel (lo que me entretuvo durante un largo tiempo)... 



y, a fuerza de errores y aciertos (lo que equivale a decir vivir con mi esposo en una maravillosa ciudad, a 13000 km de mi patria durante unos cuantos años), aprendí también los secretos de la cocina


Ahora estoy dando mis primeros puntos en el infinito mundo del chochet...



Todo esto me sirve como reflexión y, a la vez, como enseñanza:
Si yo, que nunca había levantado la naríz de las páginas de mis libros, que no había salido de los cuadernos y los apuntes, fui y soy capaz (ahí se esconde la verdadera belleza, el verdadero milagro), de crear todas estas cosas bonitas con mis manos, todo es posible en esta vida!!!!!!




jueves, 1 de junio de 2017


Una vez más retomo las publicaciones en mi blog...

Hace rato que el bichito de "bloguear" comezó a picarme de nuevo. Pero la idea de mostrar mis trabajos en papel y con las acuarelas ya no me convencía. Sentía la necesidad de un cambio...


Además mi vida era otra... mi vida es otra.

Y no es que no sea feliz, sin embargo, el estilo de vida que venía llevando ya no me convencía... ya no me convenía. Me sentía arrastrada por la tonta vorágine de una ciudad que cada vez entraba más en la locura.
Busqué refugio en mis libros... pero la Literatura (mi fiel aliada de toda la vida), no me daba las respuestas que estaba buscando. Caí entonces en la Filosofía; pero su red de pensamientos contradictorios sólo hacía plantearme más y más dudas. Entonces me senté en una plaza, respiré hondo, decidí qué cosas quedaban atrás y cuáles me iban a servir para seguir adelante y me dejé llevar por mi alocada imaginación que se la pasa elucubrando planes todo el tiempo.
Esto que comienza ahora es el resultado de noches de insomnio, rompederos de cabeza, sueños y frustraciones... pero, sobre todo, de ganas. Ganas de hacer algo nuevo, ganas de vivir algo nuevo.
Como dije, mi vida no es la bomba pero tampoco es un mar de lágrimas.
sin embargo no me sentía cómoda con lo que era.


Y si no logro encontrarlo... ¿Por qué no lo creo con mis propias manos...?

Ahí está el secreto: rodearme de cosas bellas, hacer cosas bellas... guardarlas como recuerdos y mostrárselas a Uds. por si quieren tomar la misma iniciativa. 

¿Por qué no?